100 AÑOS DEL COLÓN
Y EN LO MÁS ALTO, SOLDI


Fuente: Diario La Razón
Fecha: 17 de mayo de 2008
Por: Micaela Vacca


El 25 de mayo de 1966 se inauguró la nueva cúpula del Teatro Colón, redecorada por Raúl Soldi. El artista trabajó en ella, intensamente, durante un año y medio.

En el Teatro Colón, cuyo centenario se cumple el domingo 25, los bailarines, músicos y cantantes de ópera no sólo aparecen en el imponente escenario. También se los puede ver a 28 metros de altura, en la cúpula del coliseo. ¿Cómo? Gracias al pincel de Raúl Soldi, autor de la obra de 320 metros cuadrados que decora lo más alto de la sala principal.

"Alegoría a la música, al canto y al baile", se llama el óleo, pintado sobre lienzos después colocados en la cúpula. Al maestro le llevó un año y medio su elaboración, una representación de la vida teatral en todos sus aspectos: las figuras pintadas son 51 bailarines y cantantes de ópera. "La idea de hacer una ronda de artistas surgió con la intención que desde cualquier punto del teatro, ya sea desde el paraíso, de la platea o de los palcos, se pudieran ver todos los personajes en su posición normal", explicó Soldi en una ya lejana entrevista. En la obra, no faltan los instrumentos musicales y los actores que se entretienen en un intervalo. Mientras esperan, juegan al ajedrez. Esta imagen surgió de la infancia de Soldi; él siempre acompañaba a su padre- un talentoso cellista- al Colón y sus camarines. Y por eso decidió incluir el recuerdo, junto a la representación de otros tres actores, quienes intercambian en el ingreso a un escenario las clásicas máscaras teatrales de la comedia y el drama.

El artista puso manos a la obra en la década del 60, luego de que se resolviera volver a pintar la cúpula del Teatro Colón. Originalmente, la parte más alta de la sala estaba decorada con una obra del arquitecto y pintor Marcel Jambon, un francés que también fue el autor de las imágenes de La Opera de París.

Las pinturas de Jambon se habían deteriorado en los años 30, por los problemas de humedad del teatro. "El proyecto nació porque después de tantos años yo había visto la cúpula pintada de un color gris, desagradable y oscuro. Y cada vez que la miraba pensaba que eso no correspondía a nuestro teatro", contó Soldi. En homenaje a Jambon, se decidió conservar en la nueva obra un trozo del paño antiguo. Y entonces, Soldi comenzó a trabajar en los lienzos que después, en 1966, donaría a la ciudad de Buenos Aires. La nueva cúpula fue presentada en un programa especial por el 58° aniversario del Colón, naturalmente en otro 25 de mayo.