En La Plata se exhiben obras y objetos de Soldi
La muestra celebra el centenario del nacimiento del artista

Fuente: Diario La Nación
Fecha: 14 de febrero de 2002
Por: Ximena Linares Calvo

  • Más de 100 cuadros y dibujos pueden verse en el Museo de Arte Contemporáneo Latinoamericano de esa ciudad
  • Estará abierta hasta el 27 de julio, con entrada gratuita

LA PLATA.- Más de 100 obras de Raúl Soldi se exhiben desde ayer en el Museo de Arte Contemporáneo Latinoamericano (Macla) de esta ciudad. Se trata de una muestra itinerante con la que se recuerda el centenario del nacimiento del pintor de la belleza y el goce. Soldi, popular como Antonio Berni y Quinquela Martín, nació el 27 de marzo de 1905 en un conventillo de la ciudad de Buenos Aires.

Hasta el 27 de julio próximo estará abierta la exposición "Soldi en La Plata", organizada por el Instituto Cultural bonaerense, la Fundación Soldi y la Galería Zurbarán, con entrada libre y gratuita.

Entre las 102 obras que se exponen en el Macla (en la calle 50 entre 7 y 8), que abarcan más de 50 años de trabajo del artista, están sus primeros cuadros. También, una serie de desnudos, un tema recurrente en la escuela italiana. Precisamente, el examen para aprobar el curso de la Academia de Brera, en la que Soldi se formó en Italia, consistía en hacer un desnudo en tamaño natural sin corregir ni borrar.

Otra atracción de la muestra son los famosos biombos de la Camerata Bariloche, el de la Casa Harrod´s y el mural cerámico realizado en Portofino, Italia, que recrea su reconocida obra "El concierto".

La exposición se completa con los objetos más queridos por el maestro, como su volanta -la que utilizaba para recorrer y pintar en Glew-, los pinceles y los muebles que tenía en su taller.

La muestra se puede visitar de martes a domingo, de 10 a 20. Hay visitas guiadas permanentes y se proyecta una película sobre la vida y obra de Raúl Soldi, que fue realizada por su hijo, el cineasta Diego Soldi, que se reitera cada 25 minutos.

Tradición de familia

El arte no era extraño a la familia del artista, pues su padre fue violoncelista en el Teatro Colón y su hermana, Amelia, cantante lírica. Empezó a dibujar y pintar en 1920, cuando hacía reproducciones de Quinquela Martín y de Quirós, que se publicaban en la revista Caras y Caretas.

Cuatro años después, se instaló en Milán y se formó en la Academia de Brera. En la década siguiente, regresó a la Argentina y mientras producía óleos, acuarelas, tintas, dibujos, litografías y monocopias, trabajaba como escenógrafo en los estudios de Argentina Sono Film para vivir.

Durante un tiempo también decoró las vidrieras de Harrod´s. En los años posteriores, Soldi produjo una prolífica obra que fue premiada en el país y en el extranjero, y expuso en distintos lugares del mundo. En 1957, fue designado miembro de número de la Academia Nacional de Bellas Artes.

El artista plástico falleció el 21 de abril de 1994, pero sus trabajos perduran: sus trazos y colores pueden verse en la cúpula del Teatro Colón; en la iglesia Santa Ana, de Glew, donde durante 23 años realizó 12 murales; en la Basílica de la Anunciación, en Nazareth, y hasta en la galería de Arte Sagrado del Vaticano.

"Hoy, quizá, Raúl Soldi, ausente entre nosotros desde 1994, esté oculto tras un universo de videos e instalaciones lejanas del caballete, pero su trayectoria, que ponemos a la vista de ustedes, estará siempre indisolublemente ligada al alma media de los argentinos. Sin duda, su obra y su historia representarán una parte sustancial y arquetípica del mosaico de nuestra identidad plástica", dijo Cristina Alvarez Rodríguez, presidenta del Instituto Cultural bonaerense.