Significativo hecho artístico y cultural
El arte de Soldi, para la cumbre

Fuente: Diario La Capital
Fecha: 18 de setiembre de 2005

Una muestra homenaje al gran pintor argentino Raúl Soldi –que recorre varias ciudades del país– conformará la exposición oficial para la IV Cumbre de Presidentes de las Américas.

Llegarán a Mar del Plata, en noviembre, una serie de obras del reconocido artista plástico argentino Raúl Soldi que conformará la muestra oficial de la IV Cumbre de Presidentes de las Américas.

Como todos saben, Raúl Soldi formó parte de la vanguardia italiana de la década del 20' y fue un artista laureado en la Argentina y el exterior. Vivió en Italia gran parte de su juventud y estudió en la Academia de Brera, donde pulió su técnica y adquirió su estilo propio. En 1939 participó en exposiciones internacionales llevadas a cabo en New York y San Francisco. Ganó numerosos reconocimientos del Salón Nacional y comenzó a trabajar en los murales de la Iglesia Santa Ana, de Glew, provincia de Buenos Aires, que le demandó casi 23 años terminar. En 1994 falleció y dejó tras de sí un legado artístico muy valioso para el país y el mundo.

Al cumplirse 100 años del nacimiento del talentoso artista plástico la muestra homenaje al gran pintor recorrió varias ciudades del país, recientemente estuvo en La Plata, donde más de 40.000 personas la disfrutaron en 30 días.

Cabe mencionar que Raúl Soldi, además de excelente pintor –que creó su propio estilo, ya que con sólo ver un trabajo suyo de inmediato se identifica su firma– también trabajó para la industria cinematográfica argentina, ya que muchas películas tuvieron sus impecables diseños escenográficos.

Soldi –nació en Buenos Aires en 1905 y murió en Capital Federal en 1994– viajó en 1921 por vez primera a Europa siendo muy joven y residió durante mucho tiempo en Alemania y luego en Milán, donde comenzó a transitar los más variados talleres, mostrando su innegable capacidad de trabajo y matices propios para la expresión plástica.

Cultivó el retrato, el paisaje y también pintó maravillosos y sugestivos bodegones, además de varios frescos, como los de la Iglesia Santa Ana en Glew, provincia de Buenos Aires y los conmovedores trabajos que ornamentan la cúpula del Teatro Colón en la Capital Federal.

Otra de las actividades en las cuales se destacó Raúl Soldi fue en la ilustración de varias publicaciones literarias.

Los amantes del cine nacional seguramente recordarán que durante los primeros años de la década del '30 Raúl Soldi fue nombrado director artístico de decorados en Artistas Argentinos Asociados, para la cual aportó su arte, sensibilidad e inteligencia para armar entornos para decenas y decenas de películas.

Muchas son las obras de Raúl Soldi que se han fijado de manera indeleble en la memoria colectiva de los argentinos, como "Maternidad", "La escalera", "Caballo de circo", "La hamaca", "Bailarinas" y muchas otras.

Los críticos especializados han escrito maravillas sobre este estupendo artista plástico argentino cuyas obras jerarquizarán la actividad cultural de nuestra ciudad durante la próxima Cumbre de Presidentes de las Américas.

De él se han escrito palabras como las siguientes: "Sus figuras son líricas en el sentido más amplio de la palabra. Y esa poética la deja traslucir a través de la 'búsqueda del volumen por el color, desechando el claroscuro'", según sus propias palabras.